La odisea de conseguir trabajo

Actualmente, con una demanda laboral en baja, en Argentina es cada día más difícil encontrar un nuevo trabajo, ya sea tanto para aquellos que recién comienzan como para quienes buscan una mejora salarial. Las empresas no sólo están dejando de incorporar nuevos integrantes sino que continúan con los planes de reducir los puestos. Además, se suma que, con la tecnificación actual, hasta un perfil online juega a favor o en contra de los postulantes.
Aunque desde medios oficialistas previeron una suba en el mercado laboral, datos de consultoras privadas e inclusive del INDEC (Instituto Nacional de Estadística y Censos) demuestran mes a mes cómo las empresas redujeron la búsqueda de nuevos empleados.
En enero de 2014, según la Universidad Di Tella, el mercado se contrajo un 14,7% en relación al año pasado durante el mismo período. Luego de esto, tuvo un repunte durante febrero para volver a caer un 11% en marzo.
Acorde a datos arrojados por un informe del Centro de Investigaciones Financieras (CIF), el Índice de Demanda Laboral durante el segundo mes del año se situó en "29,9 puntos porcentuales, 0,5 puntos por encima de su mínimo histórico alcanzado en la medición de enero de 2014". Según Martín González Rosada, economista de dicho centro, la caída interanual del 10,9% continúa con la tendencia decreciente que comenzó en octubre de 2011. Además, el informe previamente mencionado detalla que "desde octubre de 2008 el indicador se encuentra por debajo de su promedio histórico, 73,5 puntos, ubicándose en la medición actual un 59,3 por ciento por debajo del mismo, una diferencia en niveles equivalente a 43,6 puntos".
Según el INDEC, en su análisis sobre demanda laboral insatisfecha, en el último trimestre de 2013 poco más de un 30% de las empresas buscaron la incorporación de empleados, bastante menos que durante el mismo período de tiempo en 2011, cuando un 40% del sector empresarial buscaba cubrir nuevos puestos. César Contino, gerente de la consultora CONA, avala estos datos afirmando que se profundizó la caída iniciada en los primeros tres meses del año pasado en ese lapso, traducida en alrededor de un 22,5% anual.
Acorde a datos recopilados por SEL Consultores, el 15% de las 150 principales empresas argentinas consultadas planea recortar su personal en el transcurso de 2014. Los operarios, empleados administrativos, los gerentes, analistas y técnicos están en el ojo de la tormenta, ya que las expectativas de disminución laboral se ciernen sobre ellos. Sumado a esto, desde las compañías previeron un año de gran conflictividad en el ámbito de trabajo y en negociaciones salariales.
Mariano Lamothe, economista de abeceb.com, afirmó que, según lo que serían los registros de la primera mitad de este año, la economía nacional “entrará en recesión”. En cuanto al mercado laboral, dijo que comienza a vislumbrarse un estancamiento respecto a generar nuevos empleos así como también en mantener los trabajos actuales. “Ya se observan movimientos en las provincias referidos a eliminación de puestos de trabajo; sin embargo, en primera instancia lo que tendremos será una reducción de turnos en las industrias y de horas extras en el resto de los sectores”, expresó.
Más allá de todo lo mencionado anteriormente, los perfiles públicos en las redes sociales se volvieron un arma de doble filo para aquellos que se encuentran en la búsqueda laboral. Hoy, las empresas “googlean” a los postulantes así como también los buscan por Twitter y Facebook antes de realizar las entrevistas de rigor. Según Sebastián Paschmann, consultor en marketing y comunicación, esto se debe a que se busca identificar aspectos de la personalidad, sumado a la forma de comunicarse o relacionarse con el resto de las personas. "No es que uno tenga que ser algo que no es, pero sí, a manera de reflexión, les diría a quienes tienen cuentas de Facebook o Twitter públicas que piensen si lo que dicen allí es lo que dirían sentados cara a cara con quien podría ser su empleador, siempre hay gente del otro lado leyendo", agrega Paschmann.
Sol Zunino, gerente de recursos humanos de Zona Jobs, afirma que “se debe prestar especial atención a la configuración de la privacidad del perfil personal. Una vez lanzado a la web, ya nada es controlable”. También dice que es útil postear “contenido o tendencias de otros intereses personales” ya que es bien visto por quienes realizan este tipo de selecciones.
Quien esté en búsqueda de un nuevo trabajo no sólo juega con el mercado un poco en contra, sino que también deberá cuidar sus formas en el mundo de las redes sociales.

Comentarios

Entradas populares